Acompáñenos a La Desbandá 2020 -> Inscribirse

Así terminó «La Desbandá 2019» en Almería.

Mira el video

 

Y ahora organizamos

«La Desbandá 2020»

 

 Acompáñanos  

Desde 2005 se comenzó a caminar.
Desde 2017 caminamos toda la Carretera de la Muerte (Málaga – Almería 1937).

Caminamos para recuperar VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN. Caminamos en recuerdo y homenaje a las miles de víctimas del mayor genocidio perpetrado durante la Guerra de España 1936-1939. Caminamos porque fue también uno de los testimonios más grandes de épica civil de “los tres años de la España heroica” (Vicente Rojo). Y caminamos porque La Desbandá es un testimonio nítido de que aquello no fue una Guerra Civil, ni fueron neutrales las democracias burguesas. Aquello fue una intervención nazifascista contra la República Española. La mayoría del Ejército Español, junto al ejército italiano y alemán contra los pueblos de España, mal armados y bloqueados por la falsa neutralidad de los gobiernos de Francia e Inglaterra. Intervención  cuyo carburante fue financiado por Texaco (USA).

Caminamos porque «La Desbandá» es testimonio de la verdadera lucha contra el nazifascismo, la de los pueblos. Junto a un pueblo mal armado, contra los dos ejércitos más fuertes de Europa, decenas de miles de voluntarios internacionales llegaron bajo el lema “Por vuestra libertad, por la nuestra”. En la Guerra de España y en la SGM el primer frente fue el de las resistencias populares. Y muchos de aquellos republicanos españoles que sufrieron el bloqueo de las democracias burguesas, que fueron internados en miserables campos de concentración en Francia y Argelia, supieron mirar más allá y continuaron la lucha contra el nazifascismo en el Ejercito de la Francia Libre y en la resistencia francesa. En cambio, fue falso que las democracias burguesas permitieran la intervención nazifascista en España por el miedo a la guerra.  No menos miedo tenían al poder popular de la República Española. Su miedo era el que relataba Beltor Brecht: “No hay nada más parecido  a un fascista que un burgués asustado”.

Caminamos, en resumen, en recuerdo a las víctimas, en homenaje a la épica civil de cientos de miles de andaluces que caminaron cientos de kms para continuar en territorio republicano y para reescribir la verdad.

Y seguiremos caminando mientras en este país no se reconozca el genocidio y puedan, impunemente, dirigentes políticos y cargos públicos decir, que igual fueron los unos que los otros y que hay que hacer una Ley de Concordia. La concordia se construye sobre la verdad.  Y no igualando las alpargatas de cientos de miles de andaluces /as con tres cruceros pesados disparando a pocos cientos de metros y con aviones y tanquetas bombardeando civiles.

Seguiremos caminando contra el fascismo, el de ayer y el de hoy.

“A galopar, a galopar,
Hasta enterrarlos en el mar”    – Rafael Alberti –