Comenzamos a preparar LA DESBANDÁ 2021

CRÓNICA Nº10, Y ÚLTIMA, SOBRE LA MARCHA DE LA DESBANDÁ POR LA CARRETERA DE LA MUERTE DESDE MÁLAGA A ALMERÍA.

Este sábado 15 de febrero, con etapa final en Almería, es nuestro último día de marcha. Es corta, unos 16 Km, fácil y la más festiva; hay un sentimiento ambivalente, de alegría por acabar la marcha y haber realizado un esfuerzo y un trabajo colectivo, que consideramos positivo para sacar a las víctimas del franquismo del olvido, pero también de romper el halo mágico que nos ha unido en el esfuerzo de la marcha y en la fraternidad compartida; la gran mayoría acaba con las ganas y la ilusión de repetir y estar en la próxima V Marcha, aunque, luego, la vida decidirá.

En la salida de Aguadulce se nos suman más compañeros, de Almería, de Granada, de Málaga, que han venido a hacer la última etapa con nosotros. La columna avanza por la antigua carretera en un día precioso, con el mar omnipresente y Almería a la vista. Quienes hacen la marcha por primera vez se sorprenden de la cálida acogida que nos hacen la gente en Aguadulce, en el trayecto urbano; había un prejuicio sobre la hostilidad que presumiblemente íbamos a encontrar en las zonas de Almería donde la derecha tiene mayor influencia política, pero no es eso lo que encontramos en la calle; para romper esquemas, basta con citar el recibimiento a nuestra entrada de ayer en Roquetas; eran los concejales de Izquierda Unida y gente de izquierda quienes nos salieron al paso para saludarnos; pero también se acercó un concejal de VOX, y se acercó a hablar con uno de nuestros compañeros que van como monitores de la marcha; le dijo, que, sin compartir nuestras ideas, y considerando que era un error “abrir las heridas del pasado”, admiraba lo que estábamos haciendo y nos felicitaba por ello; los concejales de izquierda que estaban presente nos ratificaron que era concejal de VOX. Pero más allá de la anécdota nuestra marcha también ha sido gratificante por el calor popular que hemos ido sintiendo. Efectivamente hemos tenido gritos, de “Viva España” y “Arriba España” que eran como lanzarte en la cara que somos la “antiespaña”; por supuesto muchos “Viva Franco” y bastantes menos “Abascal”. Pero con mucha diferencia, eran más los gritos de ánimo, los puños que nos saludaban y los “Viva la República”. Entre las anécdotas de las muestras públicas de apoyo o rechazo quiero destacar dos, la primera, la de un camarero que estaba fregando, en un paseo marítimo, el espacio entre la barra, y las mesas puestas al otro lado de la acera, espacio por donde la marcha iba a pasar; cuando nos vio llegar, quizá porque no identificó bien las banderas, nos gritó “Arriba España”, pero cuando ya estuvimos muy cerca de él y vio del palo que íbamos, no tuvo ningún problema en gritar “Arriba los pobres de la Tierra”. La otra anécdota, casi de película fue cuando atravesamos, en fila india, un camino colgado de un acantilado que casi caía en vertical hacia el mar; abajo un pequeño puerto deportivo que se habría al mar en paralelo a la montaña; cuando estábamos pasando un pequeño yate, con unas 6 personas a bordo, al vernos, empezaron a cantar el “cara al sol”, el himno fascista de la Falange; la parte de la columna que íbamos por encima de ellos, acallamos el himno, cantando el himno de la marcha, “Carretera de Almería” con música del “Santa Bárbara bendita”. A estas gentes si la consideramos auténticos fascistas defensores de sus privilegios de clase, y no a otros, trabajadores, que nos habían lanzado el “Viva España” como un puñetazo, y que los considerábamos como víctimas de la ignorancia y la hegemonía de la propaganda dominante.

La IV marcha de la Desbandá ha sido un éxito en calidad, en cuanto organización y, en cantidad en cuanto ha sido la más numerosa de las 4. Pero precisando, de lo que estamos más satisfechos, es del avance en conciencia ecológica; por primera vez hemos prescindidos de los vasos y platos de plástico desechables y hemos llevado reutilizables; después de cada desayuno, comida y cena, en un barreño de agua jabonosa y en otro de agua limpia, cada persona lavaba sus platos y cubiertos, que se volverían a utilizar en la siguiente comida. También el avance en la conciencia del trabajo colectivo y feminista. Se ha pasado a considerar que la infraestructura organizativa no debía ser esfuerzo de unos pocos, sino colectiva, así, por ejemplo, la carga y descarga de maletas en la furgoneta de apoyo que llevamos, fue asumida en grupo mientras que en años anteriores todo el trabajo se lo cargaba prácticamente una persona. También, la figura del abanderado, la persona que junto al guía marca el paso de la marcha al comienzo de esta, con la bandera republicana, y que siempre era un hombre ha pasado a ser una tarea compartida de mujeres. Por supuesto nos queda camino por recorrer en la mejora de la marcha, pero al igual que avanzamos paso a paso en la carretera física, tenemos la voluntad de avanzar en la carretera imaginaria de la igualdad.

La entrada en Almería es especialmente emotiva, nos esperan más compañeros, con los que sumamos un grupo de entre 400 y 500 personas con los que nos manifestamos por el centro histórico de Almería con la extraordinaria aportación de la Banda de Música Republicana que cada año nos recibe y nos acompaña en la última manifestación desde la entrada de Almería hasta el monumento a los ciudadanos almerienses asesinados en Mathausen. El despliegue de policía de acompañamiento en la manifestación nos ha sorprendido; han ido cortando el tráfico por donde pasábamos facilitando enormemente el desarrollo de la manifestación, lo que achacamos a una mayor visibilidad mediática de la marcha. Como también nos ha sorprendido (y seguimos sin comprender) que, en carretera, la Guardia Civil nos haya ignorado completamente; ciertamente, nuestra autoorganización y disciplina de marcha por carretera, no hacía necesaria su presencia, pero habitualmente, en años anteriores nos acompañaba en tramos difíciles, y en cruces de carreteras en prevención de accidentes; y esto ha ocurrido justamente cuando hace poco tomó posesión como Directora de la Guardia Civil una dirigente del PSOE de Málaga, que habitualmente ha participado en las jornadas inaugurales de salida de la marcha de la Desbandá en su primera etapa de Málaga.

El acto de cierre de la Marcha en el monumento de Mathausen, cuenta con la intervención del presidente de la Asociación de la Desbandá, del dirigente estatal de Memoria Histórica del PCE y de un dirigente del PSOE, miembro del colectivo de la Desbandá de Almería, y especialmente de la intervención de Carmen, mujer de 92 años, que fue niña de la Desbandá, que salvó la vida por negarse a ir a por agua porque estaba muy cansada, y que perdió dos hermanos que si accedieron a ir por agua y a los cuales les cayó una bomba junto a un grupo que estaban en la cola y en la que murieron casi todos. La marcha acaba con la entrega, a todos los marchistas que han andado íntegramente las 10 jornadas, de la reproducción de una pequeña baliza de madera que indica, con una flecha con colores republicanos la dirección de Málaga y la de Almería. Otra baliza, grande, de un 1’20 metros de altura, ha ido siendo colocada a las entradas y salidas de las localidades donde los ayuntamientos han accedido a ello; nuestra aspiración es que la ruta de la Desbandá esté en un futuro perfectamente señalizada y puedan hacerla todas las personas que quieran en cualquier época del año.

Una vez acabada nuestra marcha, un grupo de unas 20 personas, también se acercarán a Madrid, el próximo fin de semana, a realizar la XIII marcha memorialista de la Batalla del Jarama, correspondiendo a la colaboración que la Asociación de Amigos de las Brigadas Internaciones tiene con la Desbandá y con la intención de seguir tejiendo vínculos entre las distintas organizaciones memorialistas del Estado, que luchan por la Verdad, la Justicia y la Reparación.

Algunos compañeros me han preguntado si yo era periodista o escritor. No, no lo soy; soy obrero electricista jubilado con 42 años cotizados a la Seguridad Social, pero como otros muchos trabajadoros, autodidacta a fuerza de querer comprender el mundo y tener herramientas teóricas de lucha contra la explotación y por la igualdad y el respeto a todos los seres humanos. Aunque eso, sí, orgulloso de tener un carnet de prensa de Mundo Obrero y haber publicado alguna vez, algún artículo en el periódico fundado por los comunistas españoles el 23 de agosto de 1.930.

La Desbandá

Ya puedes hacerte socio de de la Desbandá.

Desbandá 2020

15 de febrero de 2020, Etapa -10

CRÓNICA Nº10, Y ÚLTIMA, SOBRE LA MARCHA DE LA DESBANDÁ POR LA CARRETERA DE LA MUERTE DESDE MÁLAGA A ALMERÍA. Este sábado 15 de febrero, con etapa final en Almería, es nuestro último día de marcha. Es corta, unos 16 Km, fácil y la más festiva; hay un sentimiento...

14 de febrero de 2020, Etapa -9

CRÓNICA Nº9, SOBRE LA MARCHA DE LA DESBANDÁ POR LA CARRETERA DE LA MUERTE DESDE MÁLAGA A ALMERÍA. Hoy 14 de febrero salimos, con el grupo intacto, de algo más de 100 personas de El Ejido, en dirección a Agua Dulce, localidad que forma parte del municipio de Roquetas...

13 de febrero de 2020, Etapa -8

CRÓNICA Nº8, SOBRE LA MARCHA DE LA DESBANDÁ POR LA CARRETERA DE LA MUERTE DESDE MÁLAGA A ALMERÍA. Hoy 13 de febrero, salimos de Adra en dirección a el Ejido, manteniendo el número de algo más de 100 participantes; la salida la hacemos por la famosa alameda de plátanos...

12 de febrero de 2020, Etapa -7

CRÓNICA Nº7, SOBRE LA MARCHA DE LA DESBANDÁ POR LA CARRETERA DE LA MUERTE DESDE MÁLAGA A ALMERÍA. Hoy día 12 de febrero salimos desde La Rabita para Adra. Mantenemos el grupo en algo más de 100 personas, porque, aunque algun@s compañer@s nos han dicho adiós, otr@s...